Aprender a amarse para ser luz ¡Felices fiestas!

Aprender a amarse para ser luz ¡Felices fiestas!

Cuando me amé de verdad, comprendí que en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto, en la hora correcta y en el momento exacto, y entonces, pude relajarme.

Hoy sé que eso tiene un nombre … AUTOESTIMA

 

Cuando me amé de verdad, me di cuenta de que mi angustia y mi sufrimiento emocional no son sino una señal de que voy contra mis propias verdades.

Hoy sé que eso es … AUTENTICIDAD

 

Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera diferente y comencé a aceptar todo lo que acontece y que contribuye a mi crecimiento.

Hoy eso se llama … MADUREZ

 

Cuando me amé de verdad, comencé a percibir que es ofensivo tratar de forzar alguna situación, o persona, sólo para realizar aquello que deseo, aún sabiendo que no es el momento, o la persona no está preparada, inclusive yo mismo.

Hoy sé que el nombre de eso es … RESPETO

 

Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas, situaciones y cualquier cosa que me empujara hacia abajo. Al principio llamé a esa actitud egoísmo.

Hoy la llamo … AMOR PROPIO

 

Cuando me amé de verdad, dejé de temer al tiempo libre y desistí de hacer grandes planes, abandoné los mega-proyectos de futuro. Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero, y a mi propio ritmo.

Hoy sé que eso es … SIMPLICIDAD Y SENCILLEZ

 

Cuando me amé de verdad, desistí de querer tener siempre la razón, y así cometí menos errores.

Hoy descubrí que eso es … HUMILDAD

 

Cuando me amé de verdad, desistí de quedarme reviviendo el pasado y preocupándome por el futuro. Ahora, intento mantenerme en el presente, que es donde la vida vive y sucede. Hoy intento vivir un día a la vez.

Y eso se llama … PLENITUD

 

Cuando me amé de verdad, percibí que mi mente puede atormentarme y decepcionarme. Pero cuando la coloco al servicio de mi corazón, ella tiene un gran y valioso aliado.

Todo eso es … SABER VIVIR

 

No debemos tener miedo de cuestionarnos, de hecho hasta los planetas chocan, y del caos suelen nacer la mayoría de las estrellas.

 

En este solsticio de invierno, que espiritualmente simboliza la transición de la oscuridad a la luz, os deseamos que os améis de verdad y que seáis luz, para que nos amemos de verdad y que brillemos con los demás.

 

Felices fiestas y un abrazo gigante desde lo más profundo de nuestro corazón,

Equipo Sadhana